Primero los pobres / En opinión de Jorge Suárez-Vélez

México / Redacción MX Político.- López Obrador tiene la credibilidad para resolver la compleja problemática sindical de nuestra educación pública, pero parece creer que el propósito primordial de un sistema educativo es mantener a los jóvenes ocupados. Al verlo así, la calidad estorba; basta que haya muchas escuelas y universidades que admitan a quien sea. A la larga producirán jóvenes frustrados, como su Universidad de la Ciudad de México, cuyo ínfimo nivel no les da con qué acceder al mercado laboral.

Nuestro sistema educativo es paupérrimo. Según la prueba PISA, es el más deficiente entre países de la OCDE. Según la prueba Planea de 2017, siete de cada diez estudiantes de secundaria no tienen conocimientos mínimos para aspirar a un nivel educativo más alto. La lógica de este gobierno ha sido que si la calificación del experto no favorece, hay que deshacerse de él.

Desmantelaron el INEE, y hay quien propone que salgamos de la OCDE para que deje de aplicarse la prueba PISA porque el pésimo resultado "estresa" a nuestros maestros.

Se discute si es posible el desarrollo económico sin crecimiento, pero nadie se atrevería a decir que lo es sin educación. Por eso, el posible acuerdo de López Obrador con la CNTE es trágico. Regresarles el control de las plazas es el error que más incidirá en marginación, estancamiento y atraso permanente.

Según Alexandra Zapata del IMCO, "eran un acierto las leyes secundarias que separaban decisiones de trayectoria profesional de la influencia política", protegiendo a maestros cuya prioridad es enseñar. Volver a mezclar mérito y política sindical es un grave retroceso. Gradualmente logramos motivar a los maestros para permanecer en el aula e invertir tiempo en su desarrollo profesional. Si algo aprendí en 12 años en el patronato de una escuela, con 1400 alumnos desde preescolar hasta preparatoria, es que el reto hoy es reclutar docentes con vocación para insertarlos en procesos continuos de capacitación. Nuestros niños y jóvenes aprenden diferente a como aprendimos nosotros, y la revolución tecnológica ofrece poderosas herramientas para incrementar la velocidad y el alcance de la enseñanza, pero no es trivial incorporarlas en programas tradicionales.

La CNTE quiere que el criterio para promover a un maestro sea su antigüedad y lealtad al sindicato, no su mérito. Vuelve la venta de plazas, y con ésta el poder político de un sindicato que venderá caro su apoyo. Con enorme sacrificio habíamos logrado que muchos maestros en Oaxaca, por ejemplo, permanecieran en el aula en vez de acudir a plantones, sabiendo que se les evaluaría por desempeño docente. Ahora, esos audaces maestros recibirán castigos ejemplares de un sindicato que les dejará clarísimo quién manda, y que la "4T" les hace los mandados.

¿Cómo sería el desempeño de una empresa donde el sindicato escogiera a los empleados y decidiera sus promociones? ¿Por qué es eso aceptable en quienes tendrán en sus manos la formación de nuestros niños?

Hay dos formas de crecer, o hay más gente trabajando, o adoptamos políticas para que produzca más quien lo hace. Eso se logra invirtiendo. Produce más un trabajador con acceso a mejor maquinaria, equipo y tecnología; también si tiene mayor nivel educativo y mejor capacitación, logrando mejor remuneración. Al gobierno le toca proveer Estado de derecho, seguridad e infraestructura -carreteras, puertos, aeropuertos- que permitan que las empresas florezcan.

El Paquete Económico 2020 propone el menor nivel de inversión pública desde 1926. Según México Evalúa, por cada cien pesos que el Estado invertirá en infraestructura, 50 son para Pemex, tres para salud y dos para educación. Los niños mexicanos pagarán la "petro-obsesión" a la que hace referencia Denise Dresser.

Cuando López Obrador dice "primero los pobres" quizá se refiera a que son quienes primero morirán sin servicios de salud, y los primeros en migrar ante la falta de oportunidades para sus hijos. Mientras tanto, él mandará al suyo a una escuela privada (y también, por cierto, se atiende en un hospital que lo es). Debería darle vergüenza. [Agencia Reforma]

 

----
 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio. 

 

 

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto